Como combatir la Depresión

Algunas publicaciones de este sitio se utilizan enlaces de afiliación, por lo que podemos recibir una compensación si hace uso de estos enlaces para comprar algún producto o servicio recomendado sin que esto genere un costo adicional para Usted. El contenido que compartimos, no esta de ninguna manera influenciado por anunciantes o patrocinadores. Gracias por apoyar este sitio.

¿TE SIENTES Deprimido?.

La depresión es un padecimiento común que lleva a las personas a experimentar sentimientos negativos e incluso, puede arrastrarla al suicidio. La psiquiatría cuenta con tratamientos muy eficaces que devuelven el “ánimo” al 80 por ciento de los enfermos.

La Depresión en una enfermedad que gran parte de las personas hemos padecido en algún momento de nuestras vidas. Sus síntomas principales son los sentimientos negativos, la impotencia de realizar las actividades diarias e, incluso, se puede pensar hasta en el suicidio.

Las causas son muchas, desde el desempleo hasta la pérdida de un ser querido; así mismo, lo pueden ser el rompimiento de algunos lazos afectivos como el noviazgo o el curso de una larga enfermedad. Estos son solo unos ejemplos de los acontecimientos que pueden desencadenar tristeza y, en alguna situaciones etapas de extrema soledad.
 
En algunos casos la tristeza dura unos cuantos días, pero en otras ocasiones el individuo es incapaz de hacer frente a sus situaciones problemáticas. Otras veces, los estados depresivos se presentan sin causa aparente y entonces van cayendo gradualmente en una enfermedad que, como cualquier otra, debe ser atendida por un profesional para lograr el restablecimiento total de la persona.
 
Aunado a esto, el agotamiento físico que ocasiona vivir en las grandes ciudades, con su carga de tensiones, conflictos sociales y laborales, hacen presa fácil al hombre para caer en las garras de las llamadas depresiones.
 
QUE ES LA Depresión:
Antes de continuar, es importante definir la depresión como tal.
Resulta ser un trastorno caracterizado por la presencia de sentimientos de tristeza, desesperanza, pesimismo y, en general, por una pérdida de interés asociada a una sensación de disminución del bienestar emocional.
La depresión afecta toda la economía del sujeto, es decir, a todo el organismo en su conjunto, su aspecto físico, neuroquímico, psicológico, social y en su funcionamiento habitual. Es básicamente un trastorno afectivo ya que sus principales manifestaciones giran alrededor de los afectos.
 
Esta enfermedad no es cuestión de carácter o de “échale ganas” para salir adelante. Tampoco es exclusiva de una clase social, sexo o edad determinada, ya que puede presentarse en cualquier época, incluso en la actualidad muchos niños padecen este tipo de problema, por las presiones familiares, escolares y sociales.
 
Pero si existen personas más susceptibles a sufrir trastornos depresivos; por ejemplo, las mujeres en relación de tres a uno con respecto a los hombres, o bien, hay personas que después de estar sometidas a situaciones muy graves, como los accidentes, pasan por uno de estos cuadros. En general esta enfermedad se manifiesta ante la pérdida de algo material, espiritual o de un ideal.
 
Existe otro tipo de manifestación en el que la persona puede tener su vida familiar, económica, social, intelectual y profesional aparentemente resuelta; sin embargo, en este grupo de individuos es en donde se encuentra comúnmente antecedentes de depresión.
 
 Estas son sus causas.
Por lo general, el trastorno depresivo no obedece a una causa única evidente.
Se desencadena ante una afección orgánica, un trastorno hormonal o por la acción de diversos factores psicológicos o sociales.
Sin embargo, los especialistas coinciden en que las causas principales de los trastornos depresivos son los siguientes:
1) La pérdida objetual, en el sentido más amplio de la palabra.
 
2) Alteraciones en las sustancias neuroquímicas que se encuentran en el sistema nervioso central, en otras palabras, los neurotransmisores (sustancias proteínicas o aminoácidos responsables de la transmisión de los impulsos nerviosos).
 ETAPAS DE La enfermedad
De acuerdo a los síntomas e intensidad con la que se presenta la depresión, puede clasificarse de la siguiente forma:
 
Leve: Con frecuencia no se diagnostica, por lo general, el único que la percibe es el paciente o algún familiar que tenga sensibilidad para apreciar pequeños cambios en la conducta de la persona. Frecuentemente es un problema que se autolimita; es decir, se presenta en un tiempo determinado y desaparece
 
Moderada: Es la más común y es detectada con cierta facilidad por un especialista, sin embargo llega a confundirse con otras manifestaciones físicas. Por lo general antes de llegar con el psiquiatra, el paciente consulta a otros médicos, pues muchas veces los síntomas que aparecen son de tipo somático.
 
La persona presenta señales muy inespecíficas: molestias vagas, dolor de cabeza, malestar estomacal o cansancio, posteriormente, al pasar el tiempo, aparecen las señales del tipo mental, psicológica o psiquiátricas.
 
Severa: Está llena de malestares y signos que obligan al enfermo y a los familiares a acudir al médico por los riesgos que implican. El principal de ellos es el intento de suicidio.
 
SÍNTOMAS Principales
Las manifestaciones las comparten todos los tipos de depresión y solo varían en función de la gravedad de la enfermedad, en términos generales se pueden agrupar de la siguiente forma:
 
Trastornos afectivos: Se muestran con sentimientos de tristeza, apatía, irritabilidad, disminución del placer y rechazo.
 
Trastornos psicológicos: Un signo distintivo de la depresión, y sobre el cual giran todos los demás síntomas, es la tristeza, sin embargo, ello no quiere decir que todas las personas que están tristes,  pasan por un cuadro depresivo
 
Por otro lado, también suele presentarse una alteración  en la capacidad de concentración y como consecuencia, fallas en la memoria y una disminución de los apetitos, no solo por los alimentos, sino que se reduce al deseo por la vida en general.
 
Disminuye la sexualidad del individuo, la capacidad de dormir, trabajar, estudiar, de convivir y divertirse; en otras palabras, predomina un estado de pesimismo que puede arrastrar al sujeto hacia consecuencias funestas.
 
Manifestaciones Conductuales
Prácticamente la actividad del individuo disminuye, aunque hay dos modalidades de comportamiento

 

La Depresión AgitadaQue es la menos habitual, el sujeto se caracteriza por ser excesivamente inquieto y no da la impresión de estar deprimido, no obstante la actividad que desarrolla es inútil, pues no va dirigida a nada.

La depresión común: Se presenta un retardo psicomotor; es decir, el individuo no realiza gran actividad física, puede pasarse gran parte del día acostado o sentado en un sillón, aparece la pérdida del apetito, dificultad para dormir y falta de interés por los acontecimientos sociales.
 
El llanto motivado o no acompaña frecuentemente a esta enfermedad. Se manifiesta cuando el sujeto recuerda pasajes o situaciones difíciles de su vida y puede llegar de manera espontánea, aun cuando no exista ningún recuerdo evidente.
 
Frecuencia
La depresión es un fenómeno mundial, entre el 10 y el 15 por ciento de las personas llega a padecer depresión, sobre todo en su forma leve, en algún momento de su vida.
Sin embargo, la incidencia de todos sus tipos de enfermedad depresiva aumenta con la edad, debido al aislamiento social, a la disminución de capacidades físicas y mentales, así como la aparición de enfermedades orgánicas.
¿Que hacer?
Cuando los síntomas se agudizan y comienzan a interferir en las relaciones familiares, de pareja o laborales, es urgente buscar la ayuda de un especialista competente
El profesional asegura que en los casos de una depresión leve, un manejo psicoterapéutico puede brindar buenos resultados en la resolución del problema. Casi siempre el manejo psicológico es de gran ayuda para el paciente.
En las depresiones moderadas y severas se tiene que llevar a cabo un tratamiento combinado que consista en la aplicación de antidepresivos y psicoterapia, cualquier tratamiento terapéutico debe ser aplicada por un especialista del área médica dedicada a la psiquiatría, que tenga el conocimiento necesario para el adecuado manejo clínico y farmacológico del paciente.
Así, de acuerdo a cada caso, el médico seleccionará las técnicas especificas y herramientas más adecuadas.
 
Dentro de los instrumentos mas habituales están los electrochoques, quienes tienen una utilidad completamente definida: difícilmente son una herramienta de primera elección, más bien se usa para pacientes con depresión severa que no respondan al tratamiento y en los cuales el riesgo suicida es muy alto.
En manos expertas, los electrochoques pueden ser una excelente vía terapéutica, que incluso puede salvar la vida del paciente.
 
En cuanto a la duración del tratamiento, éste depende del grado de depresión; por ejemplo, en una moderada o severa puede durar entre seis y doce meses respectivamente, tiempo durante el cual se irán variando las dosis de terapia y antidepresivos que se le den al paciente. No deben administrarse por lapsos cortos ya que aumentan la posibilidad de una recaída.
 
Por otro lado, el ambiente donde se encuentra el individuo es muy importante, por lo que su familia debe cooperar en su rehabilitación; es decir, el núcleo familiar tiene que ser un punto de apoyo y protección.
 
Así mismo, es fácil que las personas que pasan por una depresión muy fuerte, al no estar funcionando con toda su capacidad, cometen fallas en su trabajo, con su pareja, como padre o madre, y en si, en cualquiera de sus relaciones sociales.
 
Por ello, es importante comenzar el tratamiento en un sitio en donde las tensiones estén disminuidas, donde el paciente pueda hacer un paréntesis en su vida y actividades habituales, durante alguna semanas o, en casos extremos, meses.
 
Poco a poco el sujeto tendrá la capacidad de incorporarse a su vida cotidiana.
 
La Depresión se acompaña de otros malestares:
Algo que aparece frecuentemente con la depresión es el sentimiento de ansiedad, pero también esta manifestación se puede asociar con otro tipo de padecimientos: las perturbaciones por ansiedad, por ejemplo, pueden estar presentes durante las crisis depresivas o viceversa
 
Los trastornos de ansiedad crónicos pueden llevar al paciente a presentar cuadro depresivos.
 
Así mismo, algunas patologías severas pueden favorecer e incluso, provocar depresión.  Alguien que ha sido sometido a varias intervenciones quirúrgicas, ha tenido serios proceso infecciosos o a estado hospitalizado por un tiempo prolongado, no es extraño que caiga en crisis de ese tipo.
 
Incluso dentro de otras enfermedades, las que tienen gran potencial de desarrollar son las endocrinas, metabólicas y neurológicas.
 
Un buen remedio
Aunque la enfermedad depresiva es una causa frecuente de malestar y problemas sociales, la mayoría de los afectados tiene buenos pronósticos, siempre y cuando se proporcione un tratamiento combinado correcto.
 
Según las estadísticas se asegura que entre el 70 y 80 por ciento de las personas tiene una respuesta excelente. El porcentaje restante requiere una atención a largo plazo para evitar recaídas, pues por lo general, se trata de depresiones de difícil manejo por la influencia de aspectos genéticos y biológicos.
 
La depresión es una enfermedad que se debe enfrentar con todos los elementos médicos que existen en la actualidad, sean farmacológicos o psicoterapéuticos. La posibilidad de éxito son grandes con un preciso y oportuno diagnóstico.
 
No debe existir el temor de consultar con un especialista, porqué él es el más indicado para llevar a cabo el proceso de rehabilitación e incorporación del enfermo a la vida normal.
 
 
 
 
 
 
 
                 
                                  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
19 Comments
  1. March 17, 2021 |
  2. January 18, 2021 |
  3. January 18, 2021 |
  4. January 12, 2021 |
  5. January 12, 2021 |
  6. January 12, 2021 |
  7. January 12, 2021 |
  8. January 9, 2021 |
  9. January 6, 2021 |
  10. December 29, 2020 |
  11. December 27, 2020 |
  12. December 27, 2020 |
  13. December 26, 2020 |
  14. December 26, 2020 |
  15. December 21, 2020 |
  16. December 19, 2020 |
  17. November 30, 2020 |
  18. edcara
    January 13, 2020 |
  19. December 29, 2019 |

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this: