MEDICINA ALTERNATIVA: OPCIÓN MILENARIA

Algunas publicaciones de este sitio se utilizan enlaces de afiliación, por lo que podemos recibir una compensación si hace uso de estos enlaces para comprar algún producto o servicio recomendado sin que esto genere un costo adicional para Usted. El contenido que compartimos, no esta de ninguna manera influenciado por anunciantes o patrocinadores. Gracias por apoyar este sitio.

EXISTEN EN EL MUNDO DOS TIPOS DE SISTEMA DE SALUD: LA MEDICINA OCCIDENTAL CONVENCIONAL Y LA MEDICINA ALTERNATIVA, LA PRIMERA ES UTILIZADA ADECUADAMENTE CUANDO SE TRATA DE UNA CIRUGÍA, ALGUNA URGENCIA O UN TRAUMATISMO.
Sin embargo, para cualquier otro mal, la medicina alternativa se adecua perfectamente, en caso como artritis reumatóides, asma, dolores de cabeza, entre muchos más.
La mayor parte de las medicinas que utiliza la medicina alternativa son naturales y a largo plazo es mucho más económica que la medicina convencional. 
 
La medicina alternativa enfatiza la prevención y busca ir a las causas, más que a los síntomas, cuando, por otra parte, existen hoy en día médicos dentro de la medicina convencional que se vuelven tan especializados que se olvidan con frecuencia que están tratando a un ser humano completo, y es que la enfermedad aparece siempre como un síntoma local que se relaciona siempre con todo el sistema
 
Para curar la enfermedad es necesario tratar a toda la persona, es decir, de manera integral y no únicamente el síntoma.
 
De acuerdo con algunas teorías, la salud positiva depende de tres factores relacionados entre sí. 
 
El primero factor es el sistema estructural del cuerpo e incluye todos los músculos, huesos, ligamentos, nervios, vasos sanguíneos y los órganos y sus funciones.
 
El segundo factor abarca los procesos bioquímicos del cuerpo que tienen que ver con la absorción y aprovechamiento de los nutrientes y la eliminación de desechos que tanto tiene que ver con las complicadas relaciones bioquímicas, las cuales son la clave de la función celular y la salud.
 
El tercer y último factor comprende la mente y las emociones, así como la dimensión espiritual de cada individuo.
 
Día con día los médicos atienden a pacientes que padecen enfermedades para las cuales tan solo ofrecen el tratamiento superficial de los síntomas.
La mayoría de las personas padecen de un conjunto de síntomas menores que parece haberse convertido en la norma: son los llamados “enfermos verticales”, y son estos los que enfrentan a diario el estrés, ya sea a nivel estructural, bioquímico o emocional.
 
Cuando llegan al límite de la Etapa de Resistencia pasan entonces a la Etapa de Agotamiento, y es este punto cuando la persona llega inevitablemente a una enfermedad real y generalmente de naturaleza crónica.
 
En la actualidad, una gran cantidad de adultos y niños sufren de molestias que van desde dolores de cabeza, alergias, falta de energía y exceso de fatiga, hasta diversos trastornos digestivos y respiratorios junto con una gran variedad de estados emocionales que abarcan desde la depresión más leve hasta los diversos cambios de ánimo y la ansiedad.
 
Actualmente la gente está acudiendo a la medicina alternativa para curar sus males. En los últimos años se ha reconocido la efectividad de ésta al enfocar la salud combinando la mente y el cuerpo, la ciencia y la experiencia.
 
Así, las terapias complementarias cada vez se están haciendo más populares. En recientes investigaciones se ha descubierto que ocho de cada diez personas de diversas clases socioeconómicas han probado al menos un tratamiento, y que tres cuartas partes de ellas han informado que éstas les han ayudado o curado.
 
Por otra parte, los médicos también empiezan a reconocer los beneficios de este tipo de terapias, cuando el tratamiento ortodoxo no parece funcionar por si solo.
 

LA MEDICINA CONVENCIONAL

 

 

 

 

 

Hipócrates, médico de la antigua Grecia, fue el padre de la medicina moderna y aseguraba que la procuración de la salud no radicaba en los fármacos, sino más bien en los elementos naturales tales como la higiene, un estado mental equilibrado y sereno, un entorno doméstico y laboral firme, una dieta balanceada y un buen acondicionamiento físico.

Aunado a esto, reconoció las fuerzas vitales que se encuentran en la naturaleza y enseñaba una vida armónica con estas fuerzas.

Fue a mediados del siglo XX, después del descubrimiento de los microbios que ocasionan enfermedades, cuando hubo un alejamiento de esta filosofía. Había una teoría que hablaba que eran los microbios o gérmenes (virus, bacterias y hongos) los que causaban las enfermedades.
 
Sin embargo, se seguía insistiendo que la acción de estos microbios tan solo era infecciosa si en el cuerpo existían las condiciones adecuadas para ello, es decir, no podían actuar si se mantenía  un entorno interno y externo del cuerpo saludable. A pesar de esto, ganó terrenos la teoría reciente y fue entonces cuando nació la medicina contemporánea.
 

LA MEDICINA ALTERNATIVA

Los conceptos básicos de la medicina alternativa nos son nuevos, y por tanto representan  el retorno a los principios que han imperado en cuanto de que manera los humanos hemos entendido la salud y la enfermedad durante miles de años.
 
Sin embargo, a través de los siglos, la sabiduría médica evolucionó dentro de un marco que vinculaba la salud a un estado de armonía o equilibrio y tomaba en cuenta los factores que incluían en cada caso.
La medicina alternativa se caracteriza por emplear medios naturales como el agua, el sol, los vegetales o los minerales para mantener o equilibrar la salud.
La mayor parte de las enfermedades son autolimitantes, es decir, que se pueden curar por si solas. Esta medicina reconoce el hecho y aplica la teoría de que uno debe asumir la responsabilidad de eliminar las opciones de vida qué, sabemos muy bien, son dañinas para nuestra persona.
Habla también de que, dependiendo de la naturales de nuestros problemas de salud, requerimos también de comer alimentos más  nutritivos, dormir y hacer ejercicio en forma periódica y equilibrada y tener con frecuencia una exposición razonable al aire fresco y a la luz solar.
 
Así mismo, el hecho mismo de aprender a manejar de forma adecuada el estrés y a resolver nuestras necesidades mentales y emocionales.
 
UN MUNDO ANTIGUO, UNA CURA ACTUAL 
Las diversas terapias empleadas para lograrlo se clasifican en estructurales, activadoras de la fuerza vital y reguladoras del estado emocional. Así mismo, también pueden dividirse en:
*ORIENTALES

(Acupuntura, Auriculoterapia, Shiatsu, Fitoterapia China, Medicina Ayurvédica, Terapia de Polaridad)

Para comprender la medicina china es necesario comprender los conceptos del yin y el yan, los ocho principios, el chi o la energía, los cinco elementos y su papel en mantener la salud. 

En el caso de la terapia de polaridad, esta es una rama poco conocida de la medicina alternativa. Su objetivo es liberar la energía bloqueada y ayudar en el proceso de curación.
Los terapéutas la han encontrado útil en tratar alergias, dolor de espalda, encefalitis mialgia, problemas respiratorios, problemas cardiovasculares y digestivos.
 
Tienen particular reputación en ayudar durante el embarazo y después del parto; por otra parte, las enfermedades mentales, emocionales y las relacionadas con el estrés responden bastante bien.
 
La fitoterapia china implica usar hierbas para tratar y prevenir la mala salud mental, física y emocional; junto con la acupuntura forman el núcleo del tratamiento médico chino.
 
Las hierbas se prescriben para ejercer un efecto específico sobre el meridiano responsable del desequilibrio. Las distintas causas de desarmonía son resultado de condiciones tales como chi o sangre deficientes o estancados, exceso de frío o calor o humedad, etcétera.
 
Esta terapia se ha utilizado en diversos estudios para ayudar al tratamiento de varias dolencias y enfermedades, entre ellas el sida. Es interesante saber que la medicina tradicional china se orienta a fortalecer el sistema inmunológico debilitado por el virus VIH, en tanto que la occidental se orienta a matar este virus.
 
A lo largo de tres años y en estudios de 158 pacientes de sida que utilizaron medicina herbáceas chinas en CHina y Tanzania, demostraron ser efectivas en reducir los síntomas en casi un cuarenta por ciento de los casos.
 
*MANIPULATIVAS

(Osteopatía, Osteopatía Craneal, Quiropraxia, Masaje, Reflexología, Técnica metamórfica)

Nos referimos ahora a la técnica metamórfica, una de las menos conocidas y más esotéricas. Los especialistas de esta técnica creen que la vida no comienza en el nacimiento, sino desde la concepción.

Afirma que, a lo largo de los nueve meses se establecen los esquemas físicos, mentales, emocionales y de comportamiento. Que los pensamientos, acciones, dieta y entorno de nuestros padres contribuyen a esos esquemas y, actuando sobre los puntos que se relacionan con todo esto, los terapeutas afirman poder liberar su estructura y permitir cambios.
 
Es un tanto parecida a la reflexología, pues actúa sobre puntos reflejos en pies, manos y cabeza. Es útil para quienes encuentran difícil cortar con relaciones tóxicas o apartarse de circunstancias destructivas. También afirman que es buena para niños con problemas de aprendizaje, síndrome de Down y autismo.
 
*NATURALES 
(Aromaterapia, Homeopatía, terapia nutricional, Fitoterapia Occidental, Naturopatía).

“El más alto ideal de la curación es la restauración rápida, ágil y duradera de la salud, de la manera más confiable y menos dañina”
-Samuel Hahnemann (1755-1844), Fundador de la Homeopatía-.

Desde pequeños “chochitos” hasta plantas o simplemente
meditación…todo puede usarse en la medicina alternativa.

 

En el caso de la naturopatía, su filosofía radica en que tan solo la naturaleza cura. Es un sistema holístico que existe desde los tiempos antiguos. Puede ayudar en problemas agudos (a corto plazo) y crónicos (a largo plazo) como alergias, anemia, artritis, bronquitis, candidiasis, cistitis, desórdenes circulatorios, estreñimiento, síndrome premenstrual y úlceras.
 
*ACTIVAS
(Relajación y visualización, Técnica de Alexander, Terapia de la Hipnosis, Yoga, Tai chi, Entrenamiento Autógeno).

El entrenamiento autógeno es una forma de relajación profunda que, por medio de ejercicios mentales para aliviar los efectos del estrés y la enfermedad en mente y cuerpo, ha sido comparado con la hipnosis, pero es más relacionado con la meditación.
 
Actúa consiguiendo un cambio en la conciencia, que permite controlar el sistema nervioso autónomo, cambiándolo del simpático (que reacciona al estrés) al parasimpático (que incita al descanso y la relajación).
Las investigaciones muestran que ayuda a equilibrar los hemisferios izquierdo y derecho del cerebro. Numerosos padecimientos pueden responder al tratamiento, como la gastritis, la hipertensión, la ansiedad, los problemas en la vejiga y la epilepsia, entre otras.
 
La pueden practicar gentes de todas las edades siempre y cuando sea con un maestro calificado. Es importante señalar, sin embargo, que en caso de sufrir afecciones médicas como la diabetes, se informe al médico porqué los ejercicios pueden afectar los niveles de azúcar en la sangre.
 
Así mismo, no es recomendable en personas con desórdenes de personalidad o bien con sicosis agudas.
 
TERAPIAS QUE IMPLICAN ENERGÍAS EXTERNAS
(Curación espiritual, Cromoterapia, Gemoterapia, Cimática, Radiónica, Bodywork: Rolfing, Hellework y Terapia biodinámica).

El bodywork es un término usado, por lo general,  para designar una serie de técnicas manipulativas que incluyen elementos psicoemocionales. Sus terapistas actúan sobre los músculos o van hasta lo más profundo de los tejidos conectivos para equilibrar la mente, el cuerpo y las emociones.
 
Ayuda en todos los problemas relacionados con el estrés, que incluyen, entre otras, el dolor lumbar, la angina de pecho, la migraña, la enfermedad de parkinson, la artritis reumatóide y la esclerosis múltiple.
También, afirman los especialistas, apoya en actitudes negativas profundamente arraigadas y en sensaciones de impotencia, miedo y desesperación. Es segura para la mayoría de la gente, excepto en aquella que se encuentra en estado avanzados de su enfermedad.
 
TERAPIAS DEL ARTE
(Danzaterapia del movimiento, Musicoterapia, Dramaterapia)
Terapias de diagnóstico (Kinesiología, Iridiología y fotografía Kirlian)
                                                                    

La danzaterapia se le considera un método psicoterapéutico en el que se involucra mente, cuerpo y alma, formando una unidad psicofísica e interactuan constantemente entre si, ya que el movimiento y la postura tienen una alta influencia en el pensamiento y los sentimientos.

Entre los beneficios  de ésta práctica se mencionan qué, libera el estrés y la tensión propiciando un estado de relajamiento, ayuda para obtener un mayor tono muscular, ayuda a las articulaciones obteniendo mayor flexibilidad y agilidad, estimula la inteligencia y logra tener una mayor lucidez mentalLa danzaterapia promueve el bienestar general de cuerpo, mente y espíritu.

Entre algunas de las enfermedades o afecciones que más recurren a la medicina alternativa son el cáncer, el sida, el síndrome de fatiga crónica, los cálculos renales, el cólico biliar, cuadros reumáticos, enfermedades circulatorias, enfermedades de la piel, esofagitis, hepatitis y cirrosis, hernia de hiato o diafragmática, hipertensión arterial, insuficiencia pancreática, mucosidades, trastornos intestinales y la úlcera gastroduodenal y la gastritis.
DOS MEDICINAS, UNA MISMA INTENCIÓN
Es necesario advertir que los tratamientos de las medicinas alternativas pueden ayudar en gran manera a mejorar la actitud mental de una persona y curar diversas dolencias, sin embargo, en caso de enfermedades terminales tan sólo algunas terapias serán aconsejables y nunca deberán realizarse en lugar del tratamiento ortodoxo, sino más bien en conjunto con este.

La sabia medicina china (que se ha practicado durante más de tres mil años y que en la actualidad algunas de sus terapias son utilizadas en una cuarta parte de la población mundial; además que la OMS La Organización Mundial de la Salud-, la ha elegido para ser difundida mundialmente para satisfacer las necesidades de atención médica del siglo XXl) tiene un dicho acerca de lo prudente de “caminar con ambos pies”, lo cual significa aprovechar lo mejor de los procedimientos médicos orientales y occidentales porque no existe uno solo que funcione para todas las personas o para todas las enfermedades.


Lo más importante es buscar un profesional médico con mente abierta que te trate como persona y no te cierres a tratamientos alternos.

Aun cuando la medicina convencional te asegura que tu mal es incurable, en la medicina alternativa existe la esperanza de revertir tal aseveración.
 
Bibliografía:
*El gran libro de la medicina alternativa, Tres Torres/Edunsa, para Edición Española,  en México, Ramón Llaca y Cía, S.A.
*Medicina alternativa, la guía definitiva. Compilado por The Burton Goldberg Group.
*Future Medicina Publishing, Inc., Tiburón, California.
*Guía práctica de las medicinas alternativas, Editorial Plaza &Janés.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
11 Comments
  1. January 6, 2021 |
  2. January 5, 2021 |
  3. December 21, 2020 |
  4. December 21, 2020 |
  5. December 21, 2020 |
  6. December 19, 2020 |
  7. November 15, 2020 |
  8. edcara
    January 13, 2020 |
  9. December 22, 2019 |
  10. edcara
    November 22, 2019 |
  11. December 25, 2018 |

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this: