ENFERMEDADES Gastrointestinales.

Algunas publicaciones de este sitio se utilizan enlaces de afiliación, por lo que podemos recibir una compensación si hace uso de estos enlaces para comprar algún producto o servicio recomendado sin que esto genere un costo adicional para Usted. El contenido que compartimos, no esta de ninguna manera influenciado por anunciantes o patrocinadores. Gracias por apoyar este sitio.

CUIDADOS Y PREVENCIÓN de Enfermedades Gastrointestinales

Muchos de los padecimientos que afectan a nuestro aparato digestivo pueden prevenirse.
La higiene, la actividad física y los buenos hábitos alimenticios son la mejor forma de garantizar nuestra salud.

Gran parte de las enfermedades que afectan a  nuestro aparato digestivo se deben a los malos hábitos que acostumbramos, tanto higiénicos como alimenticios. Aunque resulte trillado, el deporte, la buena alimentación y la higiene van de la mano de una buena salud y el bienestar humano.

Las malas costumbres se hacen presente en nuestra salud durante la última etapa de la vida. Las enfermedades crónicas se deben a la poca preocupación por esta materia durante nuestra juventud, entre ellas las que afectan el aparato digestivo, como las úlceras, colitis y gastritis, tan comunes en la actualidad.

ENFERMEDADES de Carácter agudo 

La mala higiene es un factor fundamental en la propagación de las enfermedades gastrointestinales agudas, como la salmonella y el cólera, donde estas pueden prevenirse mediante la preparación adecuada de los alimentos. 

La persona que los prepara no debe portar ninguno de loas parásitos causantes de los padecimientos, al mismo tiempo que acostumbrar buenos hábitos higiénicos, como lavarse las manos antes de preparar la comida y después de ir al baño, hervir perfectamente el agua que se va a utilizar, procurar que los cubitos de hielo sean de agua purificada, así como importante es evitar el consumo de alimentos en la calle.

En algunos lugares se acostumbra el defecar al aire libre; es decir, las partículas de excremento que se encuentran suspendidas en el ambiente, proveniente de los animales y humanos, son transportadas a través del aire para de esta manera contaminar los alimentos que se venden en la vía pública.

Por otra parte las hortalizas son regadas con aguas contaminadas, por ello es muy importante desinfectarlas perfectamente con sustancias especiales o con unas cuantas gotas de cloro.

Entre las enfermedades de carácter agudo, la salmonelosis es de las más comunes, 

El padecimiento se debe a dos factores principales: La no desinfección y lavado de hortalizas y legumbres, las cuales contienen una elevada cantidad de gérmenes que sobreviven al ciclo de riego. Y la amplia transmisión de estos de persona a persona, mediante la ingestión inadvertida de bacterias, amibas, toxinas, virus, quistes y huevecillos de parásitos.

Estos organismos están muy diseminados y la mayoría de las personas estamos expuestos a ellos. Al momento de desarrollar el padecimiento los síntomas suelen ser imprecisos, desde un dolor de cabeza hasta fiebre muy malta con malestar general. Las manifestaciones típicas son fiebre, dolor de cabeza y diarrea.

Para prevenir esta enfermedad es muy importante el buen manejo de las excretas de las personas ya infectadas, evitar el riego con agua contaminada y recalcar la importancia de desinfectar los alimentos antes de prepararlos, lavarse las manos después de ir al baño y antes de comer, así como evitar defecar al aire libre.

Otra de las enfermedades gastrointestinales frecuente es la Hepatitis A, cuyos síntomas son los característicos: Tonalidad amarillenta de la piel, la orina es de color oscura, el excremento es gris…Resulta ser un padecimiento que no deja inmunidad, es decir, que la persona puede enfermarse nuevamente. 

Se puede contagiar mediante el contacto directo de persona a persona, un mal manejo de la orina y de las excretas. Es posible su prevención mediante ciertas vacunas; en la actualidad los pediatras acostumbran aplicársela a la mayoría de los niños.

INTOXICACIÓN Por Alimentos.

Casi todas las personas, alguna vez hemos sufrido uno de estos padecimientos. La contaminación de los productos alimenticios se puede producir por una bacteria infecciosa en la comida o cuando esta produce toxinas.

Asimismo, es posible la aparición de una intoxicación cuando se comen setas venenosas o algunos moluscos contaminados, que producen toxinas que afectan al sistema nervios del hombre.

Regularmente este tipo de intoxicaciones se manifiestan mediante vómitos, mareos, dolores abdominales, diarrea, fiebre ocasional y otros síntomas, los cuales aparecen tan rápidamente, que es posible culpar a la anterior comida como responsable de la enfermedad.

Uno de los peligros más graves de la intoxicación  es cuando se produce la diarrea, ya que esta afecta el delicado balance hidroelectrolítico del organismo, que en ocasiones puede llevar a la muerte.

También se puede producir como consecuencia del botulismo, ocasionado por la toxina botulínica (uno de los tóxicos conocidos más potentes), por ello debe medicarse rapidamente un antibiótico, una hospitalización inmediata de cuidados intensivos y atenciones generales de enfermería.
 

ENFERMEDADES Crónicas.

Este tipo de patologías son consecuencia principal de las malos hábitos y se manifiestan a edades maduras, cuando el daño ha avanzado y es necesario un tratamiento a base de dietas y medicamentos, con buenos pronósticos en la mayoría de los casos.

Entre los más comunes se ubica la colitis, que consiste en la inflamación de todo el intestino grueso. Puede ser de origen infeccioso provocado por bacterias, parásitos como la salmonella y la amiba, o de raíces nerviosas o psicosomáticas, a lo que técnicamente se le llama síndrome de colon irritable (también llamada colitis nerviosa). Se acompaña básicamente de estreñimiento.

El Estreñimiento: Es una constipación caraterizada por una disminuciòn en las evacuaciones, con intérvalos de tiempo muy irregulares, de dos a tres días hasta de una semana. Los factores que lo propician son enfermedades de la glándula tiroides , colon irritable, estrés o depresión, entre otras; igualmente, intervienen la falta de ejercicio, la inhibición del impulso de defecar, reposo prolongado en cama, ingestión inadecuada de líquidos, ausencia de fibra en la dieta, embarazo y algunos medicamentos como laxantes, antihipertensivos, diureticos, sedantes y antiespasmódicos.
 
Lo que debemos hacer en estos casos es realizar ejercicio, comer con lentitud masticando cuidadosamente cada bocado, beber muchos líquidos de procedencia natural, comer a un horario regular, ir al baño cuando se sientan deseos de hacerlo, sin forzar ni posponer, incluir fibra en al dieta y, principalmente, consultar al médico.
 
Dentro de este mismo apartado también se ubican las enfermedades ácido pépticas, como la gastritis aguda y crónica, la esofagitis (inflamación del esófago por reflujo), la úlcera deudonal y gástrica, que tambien se incluyen dentro de los padecimientos benignos.
 
La Gastritis: Es la infamación aguda o crónica de la mucosa del estómago, la cual evoluciona con espacio de algunos días, Puede manifestarse con dolores en el abdómen y, en ocasiones, vómitos.
 
Es posible su prevención mediante una buena alimentación, evitar la ingesta de alcohol, té, tabaco, café, medicamentos antirreumáticos, cierto tipo de analgésicos, paracetamoles, algunos agentes antiinflamatorios no esteróides, la cortisona y sus derivados.
 
La Esofagitis: Se debe al reflujo del ácido gástrico (compuesto fundamentalmente por ácido clorhídrico), cuando hay mal funcionamiento del esfínter esofáguico inferior que permite el paso de dicho ácido hacia el esófago quemando la mucosa de su interior.
 
Este padecimiento es muy delicado y serio si no es atendido, ya que la inflamación de la mucosa puede obstruir el conducto o ser el inicio de un cáncer. Los síntomas caraterísticos del reflujo son las agruras, en ocasiones es normal que el ácido se regrese, pero cuando se vuelve crónico quema la mucosa del esófago. Esta enfermedad puede prevenirse igual que la gastritis.
 
La Ulcera deudonal: Es un padecimiento normalmente de gente joven, y tiene una relación muy importante con el tabaquismo, alcohol, cafeína y con los medicamentos arriba mencionados.
 
Las personas que están enfermas y han desarrollado úlcera doudenal, seguramente ya habían sufrido con anterioridad de una gastritis que dejaron evolucionar. La bacteria licobacter pillory tiene gran importancia en el desarrollo de la gastritis y la presentación de este tipo de úlcera.
 
Este microorganismo fué descubierto hace algún tiempo y es capaz de sobrevivir en el interior de la mucosa del estómago y causar en ocasiones esta enfremedad. Por ello, en la actualidad el tratamiento en estos casos incluye la administración de antibióticos.
 
La Ulcera Gástrica o del Estómago: Aparece en personas mayores, después de las 45 o 50 años de edad, y se sigue el mismo tratamiento que para la úlcera deudonal. Con el advenimiento de nuevos medicamentos cada vez es menos necesaria la intervención quirúrgica en pacientes con úlcera, ya que son muy satisfactorios los resultados.
 
En personas con este padecimiento debe practicárseles una viopsia para verificar que la úlcera no pueda desencadenar un cáncer de estómago.
 
El Cáncer de Cólon: Es una enfermedad gastrointestinal crónica no frecuente en gente joven (aparece después de la quinta década de vida). Tiene relación con el estreñimiento crónico, lo cual no quiere decir que todas las personas que lo padezcan lo desarrollen.
 
Como en la mayoría de los cánceres, aun no se sabe el porqué del crecimiento anormal de las células del tejido de la mucosa  del intestino grueso y el colon, sin embargo, este padecimiento se puede prevenir llevando una alimentación rica en fibra y haciendo ejercicio.
 
LAS DIETAS: Buenas o malas para el aparato digestivo
 
Las personas que se someten a regímenes alimenticios para bajar de peso lo cual no es recomendable, deben procurar una alimentación balanceada en el aporte de carbohidratos, grasas y proteínas. 
 
Si las dietas son muy estrictas, se reduce el consumo de calorías para que las almacenadas en su organismo suplan a las que no se administran y, de esta forma, inducir a una reducción en el peso.
 
Las dietas muy severas y mal balanceada pueden provocar estreñimiento o dar como resultado un síndrome de mala absorción de alimentos, pero no ocasionan a la larga un problema serio para el aparato digestivo.
 
La mayoría de las enfermedades que afectan al ser humano en la última etapa de su vida pueden prevenirse desde la juventud. Si a edad temprana acostumbramos una buena alimentación , la práctica regular del ejercicio, terapias antiestrés y la baja ingesta de cafeína, nicotina y alcohol, seguramente las posibilidades de padecer alguna enfermedad del aparato digestivo disminuirán en forma considerable.
 
 
 
 

 

41 Comments
  1. October 12, 2021 |
  2. January 18, 2021 |
  3. January 18, 2021 |
  4. January 17, 2021 |
  5. edcara
    January 14, 2021 |
  6. January 13, 2021 |
  7. January 12, 2021 |
  8. January 12, 2021 |
  9. January 12, 2021 |
  10. January 9, 2021 |
  11. December 29, 2020 |
  12. December 27, 2020 |
  13. December 27, 2020 |
  14. December 27, 2020 |
  15. December 26, 2020 |
  16. December 26, 2020 |
  17. December 25, 2020 |
  18. December 25, 2020 |
  19. December 24, 2020 |
  20. December 24, 2020 |
  21. December 24, 2020 |
  22. December 24, 2020 |
  23. December 23, 2020 |
  24. December 21, 2020 |
  25. December 21, 2020 |
  26. December 21, 2020 |
  27. December 19, 2020 |
  28. December 19, 2020 |
  29. December 16, 2020 |
  30. November 11, 2020 |
  31. September 26, 2020 |
  32. June 27, 2020 |
  33. edcara
    February 7, 2020 |
  34. January 28, 2020 |
  35. edcara
    January 22, 2020 |
  36. January 14, 2020 |
  37. edcara
    September 23, 2019 |
  38. edcara
    March 19, 2018 |
  39. March 7, 2018 |

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this: