COMO HACER MASAJES RELAJANTES

Algunas publicaciones de este sitio se utilizan enlaces de afiliación, por lo que podemos recibir una compensación si hace uso de estos enlaces para comprar algún producto o servicio recomendado sin que esto genere un costo adicional para Usted. El contenido que compartimos, no esta de ninguna manera influenciado por anunciantes o patrocinadores. Gracias por apoyar este sitio.

UNA TÉCNICA DE RELAJACIÓN BASADA EN LA TERAPIA CORPORAL

Es un hecho que dentro de nuestra cultura occidental, quienes habitamos en las grandes ciudades, debido a que nos encontramos sometidos a una serie de presiones derivadas de la carga de trabajo, el ruido incesante, la contaminación atmosférica y todos los demás problemas asociados con la concentración de habitantes, alguna vez hemos padecido los desagradables efectos del estrés.

Estos malestares pueden manifestarse en diversas formas: al llegar a casa completamente fatigados luego de una ardua rutina en la escuela u oficina; al querer en vano concentrar la atención en alguna tarea que requiere gran dedicación; al tratar de conciliar el sueño durante la noche sin resultado alguno, a pesar de que exista mucho cansancio, o bien al experimentar un estado constante de tensón emocional sin causa aparente.
 
De cualquier manera, ya existen diversas alternativas para combatir las tensiones que a diario nos agobian, por ejemplo modificar el horario de labores acostumbrado, salir a ejercitarse o solo dar un paseo por el parque, disfrutar de algún pasatiempo, inscribirse en algún curso sobre alguna actividad de nuestro interés o, si se presenta la oportunidad, tomarse unas vacaciones.
 
Desde luego, no siempre es posible poner en práctica estas soluciones, la mayoría de las veces por falta de tiempo o debido a la magnitud de las responsabilidades que hay por delante, teniendo en cuenta estos factores, aquí te damos una solución sumamente sencilla y económica para controlar el estrés, y que cualquier persona, aun sin ser especialista, puede aplicar un masaje relajante.
Efectivamente, este tipo de masaje relajante, que a continuación describimos paso a paso, no necesita ser aplicado por un masajista profesional, como sucede en aquellos destinados al tratamiento de diversas enfermedades, al embellecimiento o al calentamiento muscular antes de practicar algún deporte, casos donde es indispensable conocer a fondo la anatomía y las funciones del cuerpo.

El mismo está diseñado específicamente para disminuir las molestias derivadas del estrés, ya que se efectúa sobre las partes del cuerpo donde más se resienten.

Ha sido probado por doctores expertos en medicina natural y terapia corporal, conjugando una técnica tan antigua como el masaje con las más actuales tecnologías de diagnóstico clínico.

Por ello, si se aplica con fines exclusivamente relajantes, siguiendo cuidadosamente las indicaciones y sin hacer fricciones muy enérgicas para evitar la sobreestimulación de los vasos, se obtendrán buenos resultados. Esto puede hacerse por cuenta propia o con ayuda de otra persona (lo más indicado para alcanzar con más facilidad determinadas regiones del cuerpo).
 
SUS BENEFICIOS ERAN CONOCIDOS DESDE LA ANTIGÜEDAD.

El masaje como medio de cuidado de la salud física y mental del individuo era conocido de manera empírica desde hace miles de años, pues antiguas culturas tan importantes como la china, griega y romana lo practicaban constantemente, transmitiendo su enseñanza de generación en generación.

No obstante, con el paso del tiempo, y al ir apareciendo nuevas formas de aplicarlo, fue convirtiéndose en objeto de estudio de la medicina, valorándose sus múltiples efectos terapéuticos.

De tal suerte, se llegó a la conclusión de que el masaje sirve para activar los vasos sanguíneos, así como la actividad cardiaca, a la vez que favorece el proceso metabólico y, por lo tanto, la asimilación de nutrientes en el organismo. Con esto se logra un total relajamiento, así como una mayor elasticidad de las masas musculares.
 
EFICACIA COMPROBADA CLINÍCAMENTE
Con la ayuda de una computadora, conectada a un electroencefalógrafo, ha sido posible probar la eficacia de este masaje de la siguiente forma: la imagen de los  de los niveles de actividad eléctrica de los dos hemisferios cerebrales se proyecta en un monitor, mostrando la amplitud y frecuencia de los ritmos u ondas que ahí se generan.
Como se sabe, el hemisferio izquierdo se encarga de controlar el pensamiento lógico, mientras el derecho se relaciona con la creatividad e inteligencia emocional.
 

De tal manera qué, cuando es aplicado a un paciente, permite efectuar un diagnóstico muy certero, observando así las alteraciones que pudiera haber en el ritmos de las ondas cerebrales, lo que señalaría la existencia de un estado patológico que puede confirmarse con la información proporcionada por el mismo afectado.

Es posible entonces detectar el estrés mediante dos procedimientos: uno, los propios síntomas experimentados por el paciente (dolor de cabeza, tensiones constantes, contracción muscular, reacciones nerviosas anómalas, calor excesivo o escalofríos; y dos, los registros eléctricos de la actividad encéfalica (cerebral) obtenidos con el uso de tecnología avanzada.

 

LAS DIFERENTES TÉCNICAS DE APLICACIÓN

Antes de pasar a la descripción del masaje, es conveniente que la persona encargada de aplicarlo al menos conozca  las técnicas fundamentales para operar con confianza sobre el cuerpo humano.

Estas comprenden una serie de manipulaciones como deslizamientos, presiones, amasamientos, pellizcos, vibraciones y percusiones que, adecuadamente combinadas, facilitan la obtención de los resultados deseados.

Así, digamos que un masaje suave practicado mediante repetidos roces superficiales brinda una sensación relajante, mientra que hacer fricciones enérgicas tiene una función estimulante.
 
Cabe mencionar que por lo regular quien da el masaje emplea las manos, aunque recientemente se han diseñado aparatos especiales para ese fin, inclusive, se llega a usar el agua, aplicada mediante chorros a presión, duchas o baños.
Sin embargo, entre las maniobras de aplicación convencionales más conocidas se hallan las siguientes:
 
Masaje superficial: Su empleo principal es para atenuar el dolor que se padece después de sufrir una lesión, haciendo un contacto suave con la palma de la mano o las yemas de los dedos.
 
Fricción: Aquí la manos simplemente se desplaza y a la vez ejerce presión sobre el tejido friccionado.
 
Presión: Puede variar en intensidad, desde un contacto ligero hasta la presión más vigorosa, ya sea con un solo dedo o varios, con una mano o ambas.
 
Masaje profundo: De preferencia se emplea para las regiones que poseen una voluminosa masa muscular (muslo, glúteos, caderas, etc.) apretando fuertemente la piel, los músculos y a veces los órganos que se encuentran debajo, levantándolos o desplazándolos.

Pellizcamiento: Es un tipo de masaje profundo que se logra al sujetar entre el dedo pulgar y el índice la parte sobre la cual se desea obtener el beneficio.
 
Vibración: Consiste en una serie de sacudidas rápidas que se trasmiten a los tejidos mediante presiones y aflojamientos sucesivos.
 
Percusión: Se trata de una especie de “martilleo” de los tejidos con ayuda de la mano. Sin embargo, cabe aclarar que solo la emplean los especialistas para contrarrestar enfermedades, sobre todo en los casos de reumatismo muscular y en la espalda.
Y cuando se extiende a todo el organismo resulta sumamente beneficiosa, fortaleciendo la musculatura.
 
 INDICACIONES MAS COMUNES
1Contra el insomnio, la ansiedad y el estrés: 
Las manos deben sujetar al pié, resbalando de arriba hacia abajo y ejerciendo al mismo tiempo una leve tracción, movimientos en abanico y flexión final de los dedos. Sobre la planta, estos han de presionar punto por punto, ya que cada región de ella está conectada con un órgano y el beneficio se extenderá, por ende, a todo el cuerpo.
 
2. Contra el dolor de cabeza y el estrés: hay que presionar con los dedos pulgares sobre la frente, manteniendo los dedos índice a la altura de la raiz nasal y los demás en la zona de la mandíbula.
 
3. Dolor de nuca y cuello
La mano izquierda de la persona que aplique el masaje debe levantar la cabeza  y sostenerla. Posteriormente ejerce una tracción con ambas manos, con lo que se relaja el músculo de la región cervical de la columna. Por su parte, la mano derecha debe masajear detrás de la oreja y hasta la espalda.
4. Tensión de la mandíbula: 
La misma persona que aplica ha de colocar una mano en la frente para mantener firme la cabeza, mientras con la otra abrir y cerrar la mandíbula, con lo cual se afloja el músculo de la masticación, que al estar estresado se encuentra siempre tenso, pudiendo derivar, en un giro insignificante, una rítmica frotación de los dientes, especialmente durante el sueño.
5. Dificultad para respirar, dolores entre las costillas:
Los dedos deben desplazarse en dos sentidos, a lo largo y ancho de la zona localizada entre las costillas, disminuyendo así la rigidez del tórax, uno de los síntomas típicos de quienes están estresados.
6. Contra la gastritis, colitis y estreñimiento: 
Girando sobre la zona comprendida entre las vísceras, el estómago y la ingle, las manos deben masajear haciendo círculos, para de este modo estimular el recorrido de las heces y el movimiento periódico del intestino.
7. Dolor de espalda:
El antebrazo debe deslizarse del cuello a los glúteos, distensando el músculo localizado sobre la columna (que en los sujetos estresados puede ocasionar dolores de espalda). Enseguida, las manos se mueven presionando sobre la misma región y también detrás de los hombros, en tanto los dedos pulgares pellizcan los músculos próximos a la columna vertebral.
8. Disminución del deseo: 
Las manos deben colocarse sobre uno de los glúteos, palpando y amasando (como si hiciera pan) para producir un doble efecto: estimular el conducto nervioso de la zona del hueso sacro, alcanzando los órganos genitales y a la vez activando la circulación local, con los que se atacan directamente las causa que dan origen a estos trastornos sexuales. 
Todas las técnicas enumeradas, como pueden apreciarse, resultan fáciles de aplicar, ya sea cada una de ellas por separado o efectuando las combinaciones necesarias, de acuerdo con la molestia que se desee combatir. Si se llevan a cabo periódicamente, sus beneficios tanto orgánicos como psicológicos serán palpables en el corto plazo.


 
13 Comments
  1. December 26, 2020 |
  2. December 23, 2020 |
  3. December 21, 2020 |
  4. December 21, 2020 |
  5. December 19, 2020 |
  6. June 13, 2020 |
  7. June 13, 2020 |
  8. February 25, 2020 |
  9. February 24, 2020 |
  10. February 23, 2020 |
  11. edcara
    May 17, 2018 |
  12. edcara
    May 17, 2018 |
  13. May 14, 2018 |

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this: