Aprende a combatir la depresión sin medicamentos

Algunas publicaciones de este sitio se utilizan enlaces de afiliación, por lo que podemos recibir una compensación si hace uso de estos enlaces para comprar algún producto o servicio recomendado sin que esto genere un costo adicional para Usted. El contenido que compartimos, no esta de ninguna manera influenciado por anunciantes o patrocinadores. Gracias por apoyar este sitio.

Por mucho que se trate, antes o después, todos experimentamos en algún momento de nuestras vidas episodios de depresión. Problemas en el trabajo, tensión en las relaciones amorosas, dudas ante el éxito de las inversiones, incógnitas sobre la educación de nuestros hijos…Muchas son las razones. Pero también son muchas las opciones para que sin recurrir a los medicamentos, combatir la depresión y superar esos estados de ánimo. Aquí te ofrecemos directrices eficaces para vencer ese mal de nuestro tiempo.

La depresión es uno de los más importantes problemas psicológicos que aflige a millones y millones de personas. Es un mal que puede ser terriblemente devastador y que no concede inmunidad a nadie.

Ni a ricos, pobres, jóvenes o viejos, victoriosos o fracasados, todos, sin excepción, podríamos experimentar en cualquier momento los embates de la depresión.

Aquí te listamos algunas opciones para combatir la depresión:

1. La ley de probabilidades infiere en que muchas de las cosas que tememos nunca sucederán, derivado de ello es que las compañías de seguros son inmensamente ricas y poderosas porqué han apostado y ganado, sacando provecho de que muchas de las fatalidades que las personas temen, no ocurren.

En realidad, tú eres tu más persistente y dinámico acusador, ya que sentirse deprimido es más bien un problema de convencerse uno mismo que hay más de una razón para estarlo.

¿Has pensado que tú tienes muy arraigado el hábito de sentirte abatido, simplemente porqué eres víctima de tus propias creencias?

2. Tu falsa necesidad de buscar perfección en todo lo que haces, no solamente agota tu energía, sino que también te deprime. Para contrarrestar ese vicio, responde enérgicamente a la vosecilla que sale de tu mente y trata de humillarte constantemente. Dite a ti mismo así: “Yo no tengo el derecho de exagerar mi propia importancia, o de creer que no puedo cometer nunca un error. Yo soy humano y puedo equivocarme. Es más tengo todo el derecho a no ser perfecto”.

3. Tu depresión es una manera de decir que otras personas siempre deben aprobar lo que tú haces. En efecto, la verdad es que no importa lo mucho que tú trates de complacer a alguien, ya sea tu jefe, tu esposa/o, el amigo o el familiar, nunca serás capaz de alcanzar el grado de perfección que a tu juicio todo el mundo espera de tí. Por eso es vital lograr tu propia aprobación antes de preocuparse que opinan de tí los demás.

4. Vive un día a la vez y permite que el futuro se encargue de si mismo, hoy ocúpate de las cosas que deben hacerse, pero, bajo ninguna circunstancia te molestes en planificar con mucha anticipación para el futuro, toma tus decisiones a medida que la necesidad te fuerce a ello, pero en base a que sea día a día y nada más.

5. Aprende a evadir la trampa de decirte constantemente que la vida es injusta contigo, el abatimiento te induce a pensar que eres un ser inferior, un desheredado de la suerte. Pero si tienes a bien debatir con tu mente este punto, descubrirás que la vida, no es, nunca ha sido, ni será justa con nadie. Acepta que la mayoría de las personas tienen problemas como los tuyos y continúan sobrellevando las dificultades sin tenerse lástima.

6. Combatir y vencer la depresión significa que tú has interpretado con actitud filosófica todo aquello que representaba un obstáculo para tu felicidad, razona también, que no poseemos una patente de exclusividad para ser felices durante ningún día del año, o para sentirnos eufóricos, la dicha viene y va, no tiene dueño ni responde a ningún plan divino o material.

7. Tu abatimiento se prolonga o empeora cuando tú te culpas a tí mismo de no poseer una solución rápida a tus problemas. Otras personas, razonas tú erróneamente, tienen una virtud especial, para resolver situaciones difíciles. No, no es así, pero si continúas culpándote de tu mala suerte o de tus pocos méritos, sólo lograrás magnificar tu propio lado negativo y el positivo de otros individuos. Recuerda que como tú, hay millones de personas luchando desesperadamente por encontrar las soluciones adecuadas a sus conflictos.

8. Combate la depresión imponiéndote un horario diario de actividades, el abatimiento y la tristeza suelen disminuir nuestra confianza personal y hace que dudemos de nuestras habilidades para afrontar las situaciones de emergencia.

Sin embargo, la mejor medicina es bosquejar un plan de acción. No importa lo apesadumbrado que estés, sigue la marcha por la vida sin detenerte a secar las lágrimas, tú puedes!

Ten en cuenta que el triunfo llama al triunfo, por tanto, comienza el día con simples tareas, porqué la depresión se auto-alimenta de la creencia que hay muchas cosas virtualmente imposibles de realizar.

Por eso es aconsejable que te tomes el tiempo necesario para cumplir tus compromisos. Ello te dará amplia oportunidad de vencer los contratiempos.

9. Mantén un alto grado de higiene y apariencia. El abatimiento te hará pensar falsamente, que como tú eres un ser inferior y pecador impenitente, no mereces ninguna recompensa en la tierra o en el “cielo”.

Naturalmente, al sentirte sucio por dentro, no tendrás tampoco ningún interés en estar limpio por fuera. Es por ello que se recomienda no descuidar el estandar de higiene personal, ya que así ayudas a combatir el agudo estado de desmoralización que te consume.

Como parte de tu tratamiento, debes decirte a ti mismo con frecuencia: “Me gusta mi apariencia personal y como me siento”. “Yo soy alguien especial y diferente”. “Una persona tan atractiva como yo, debe y merece estar limpia y arreglada a todas horas”.

10. Cuando te sientas deprimido, aléjate de la cama durante el día, todos los siquiatras recomiendan que, durante periodos de depresión, salgas de la cama temprano y realiza una actividad útil. Quedarse acostado durante el día sólo aumenta tus sentimientos de fracaso y desesperación.

11. Realiza ejercicios diariamente. Es saludable para tu estado mental, hacer algún tipo de ejercicio adecuado a tu edad y condición física, te ayuda a reducir los niveles de estrés y prevenir ataques de pánico. No olvides que la depresión es como sentirse atrapado dentro de un cuerpo frágil y acabado, ser un objeto inútil, una batería gastada.

Sin embargo, realizar con moderación y prudencia cualquier tipo de ejercicio y reconfortante, te ayudará a reenergizarte y creer de nuevo en tus facultades humanas.

Si todos los especialistas recomiendan la práctica de algún ejercicio físico, es porqué el mismo es muy efectivo para cambiar el temperamento. Después de una buena sesión de ejercicios, muchas personas dicen que experimentan una sensación de paz y bienestar general, debido a la liberación de endorfinas.

Como sabemos, los síntomas físicos como dolores de espalda  y de cabeza, suelen ser reflejos de un profundo abatimiento generado por la depresión. Tan pronto como el abatimiento desparece gracias a los ejercicios, también quedan eliminados los dolores.

12. No cedas tus derechos básicos cuando estés deprimido, cuando eres víctima de la depresión, piensas erróneamente que tus valores como individuo han sido reducidos a su más mínima expresión.

Nuestro consejo es que no te dejes avasallar, intimidar o pisotear, sólo por el hecho de que tú eres blanco de una depresión aguda y no le interesa luchar en ningún frente. Cada vez que tú proteges tus derechos emocionales, fortaleces tus músculos sicológicos. Y estos son, precisamente, los que van a ayudarte a resurgir de esa miserable condición en que te encuentras,o sea de renunciar a tus propios derechos.

13. Tu hábito de sentirte derrotado, es otra manera de decirte: “La mayoría de las personas que conozco son normales, si, es probable que tengan problemas, pero los de ellos no tienen comparación con los míos”.

Tu error es creer que todo el mundo es feliz excepto tú, pero, es bueno que sepas que, la riqueza, la fama, la popularidad y hasta el poder, no dan inmunidad contra la depresión y los deseos suicidas.

14. “Quisiera ser otra persona”, dicen incontables pacientes deprimidos, lo que no te imaginas, es que hay muchos individuos que desean ser como tú. El abatimiento comienza a ceder más rápidamente cuando tú cesas de enumerar tus aparentes defectos y cuando tú dejas de insultarte mentalmente.

La depresión nos amenaza a todos, estar deprimido no es algo que debe avergonzarnos. El daño real proviene de sentirnos anormales y diferentes, solamente porqué atravesamos una etapa depresiva.

Las razones que con mayor frecuencia generan el abatimiento son problemas de dinero, divorcio, separación, jubilación, fracaso en obtener un objetivo determinado, rechazo, pérdida de ingresos, enfermedades, la pérdida de una persona amada, envejecimiento o falta de reconocimiento.

No importa con cuanta intensidad tú trates de evitarlo, ocasionalmente habrás de sentirte abatido, es natural que las personas tengan cambios de temperamento, un día tú puedes sentirte deprimido, descorazonado, y el siguiente experimentarás alegría, júbilo y optimismo.

Las circunstancias de tu medio ambiente también suelen provocar estos cambios de temperamento. No obstante, en la mayoría de los casos, la depresión emerge de un mal hábito que tenemos y de no pensar con juicio.

Estar abatido con frecuencia es una costumbre mala, pero de la misma forma que la aprendemos,podemos erradicarla de nuestro sistema.

La simple determinación de cambios en ciertos puntos de vista y mirar a nuestro alrededor con una nueva perspectiva, nos ayudará a acabar con la depresión y comprobar que, aún en los peores momentos, siempre hay rayos de luz y de esperanza 

“La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada”.-José Ortega y Gaset.

“La vida es dulce o amarga; es corta o larga. ¿Que importa. El que la goza la halla corta, y el que la sufre la halla larga”.- Ramón de Campoamor.

 

7 Comments
  1. October 24, 2021 |
  2. December 27, 2020 |
  3. December 26, 2020 |
  4. December 22, 2020 |
  5. December 21, 2020 |
  6. September 28, 2020 |

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this: